N

Novedades

EL MILAGRO SECRETO

A Jorge Luis Borges, in memoriam

-Dadme un año mi rey para mi drama-
rogó el dramaturgo condenado;
del don merecedor de aquel reinado
sintióse, y amparado por su fama.

(Retiene poco quien de más abarca).
Luego al afán del hombre de teatro
ni cien, ni quince, ni tampoco cuatro:
sólo un minuto concedió el monarca.

Precioso instante opíparo aquel arca:
el docto imaginero tuvo cría
y la pieza cerró, y puso su marca.

Es minuto de un fin que se atavía
y se alarga, robándole a la Parca
tras doce campanadas: la alegría.

Soneto barroco de celebración de lo inconmensurable que milagrea del fin al comienzo. Fue escrito entre el 2012 y el 2013 y lo quise traer a colación en este fin de año.



Compartir en:
Regresar