P

Publicaciones

Procedimiento. Memoria de La Perla y la Ribera

 

El Emporio Ediciones

Córdoba
2007

 bajar capítulo

Procedimiento: ética y lenguaje de la memoria
por Bernardo Schiavetta

El libro, que edita El Emporio Ediciones, y con el que se inaugura la colección SEXTIL de la Editorial,  narra las vicisitudes de la experiencia concentracionaria en lugares de detención clandestinos de Córdoba,  como El Campo de la Ribera y La Perla. Los acontecimientos narrados se cuentan desde la perspectiva de una mujer, secuestrada, detenida-desaparecida, que se halla en compañía de decenas de mujeres, sometidas a vejaciones innumerables por parte de militares, paramilitares, civiles y religiosos colaboracionistas. Peripecias de horror de las cautivas, quienes tratan por todos los medios de sobrevivir, registrando hechos, situaciones, datos históricos, nombres, fechas y lugares, a fin de poder resguardar la memoria para entregarla al conjunto de la sociedad.

Asimismo, el relato se refiere alternativamente  a uno y otro lado de los muros del Campo de la Ribera, a los cortejos que transitan hacia el cementerio San Vicente acompañando a muertos legales, con nombre y apellido, participando de duelos materiales y simbólicos, mientras que hacia adentro del campo, se muestra la condición clandestina, de identidades desparecidas de los secuestrados (mujeres y varones)  y luego muertos, sin nombre, sin duelo, sin despedida.

La voz narrativa pertenece a una de las prisioneras, cuya condición femenina las hace especialmente víctimas del maltrato y el ensañamiento de los secuestradores, militares, civiles, ex militantes quebrados, religiosos. La narradora-protagonista  es particularmente vejada por su condición de judía, de modo que al estado de sometimiento general infligido a las mujeres se intensifica y empeora aún más para ella,  quien en  sus descripciones de la experiencia de terror remite de manera abierta o velada a los acontecimientos del nazismo y los campos de concentración como Auschwitz, Treblinka, Majdanek, Dachau, entre otros. Asimismo, en numerosos párrafos dispersos en el libro hay referencias textuales o intertextuales a poemas que  Paul Celan escribiera sobre los cuerpos NN aniquilados en los campos nazis.

La obra se basa en hechos autobiográficos y documentos históricos tomados de los numerosos testimonios aparecidos en Nunca más de la Conadep, recientemente reeditado, así como en diversas publicaciones ficcionales y no ficcionales,  que han ido saliendo a la luz desde fines de los años 70 y principios de los 80 hasta la actualidad, en el extranjero y en nuestro país,  elaborados por relevantes personalidades de la cultura pertenecientes al mundo de las artes y las letras y a Organismos de Derechos Humanos, como Paz y Justicia, Madres  y  Abuelas de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S., Familiares de detenidos-desaparecidos,  Memorias de Redes Sociales Barriales, filmografías documentales y ficcionales, libros de investigación periodística, o en archivos públicos y libros de actas de diversas instituciones, como el Poder Judicial  Federal y Provincial, Actas de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba. Asimismo recoge reflexiones y pronunciamientos de publicaciones tales como los Archivos de la Represión, proyecto coordinado por Elizabeth Jelin a nivel nacional e internacional, una de cuyas autoras relevantes es la Dra. Ludmila da Silva Catela.

A la manera de Joyce, de T.S. Elliot, de Tununa Mercado, de Diamela Eltit, el relato está  construido de una manera singular y explora hasta sus límites las posibilidades del lenguaje, como la desarticulación de las cronologías, el recurso lipogramático  de la supresión total de los artículos determinados e indeterminados -que mimetizan la condición de “indeterminación” de los desaparecidos-, el empleo de anagramas para nombrar a los torturadores, el uso de rimas internas y metros formales en la mayoría de los párrafos narrativos descriptivos, lo cual le otorga el carácter de una letanía, interrumpida sólo por los abruptos diálogos que atraviesan la obra y sostienen la verosimilización.

Es decir que desde la perspectiva del  género literario, el libro constituye una contribución excepcional al campo de la literatura, pues resulta una pieza única que combina los recursos lingüísticos de alto nivel, con crudas frases de diálogo puestas en boca de los activos ejecutores del terrorismo de estado y la represión ilegal, horrorosos ejemplos de sadismo  al servicio de un orden exterminador. De modo que resulta una vía sumamente interesante y enriquecedora  para el estudio de la lengua castellana y sus posibilidades, sirviendo de modelo crítico y didáctico para investigaciones en el área del lenguaje en sus múltiples derivaciones y aplicaciones.

En lo que respecta a la dimensión  ética, el relato tiene como base filosófica las postulaciones de Primo Levi, Robert Antelme, Edmond Jabès, Giorgio Agamben, Jean Bollack, Elie Wiesel, Paul Celan, Jean Améry, entre los numerosos autores que han reflexionado a lo largo de más de medio siglo sobre la experiencia concentracionaria y sus consecuencias sociales, políticas, culturas y subjetivas. Con ello, Procedimiento es un nuevo aporte al sostenimiento de la memoria y de la historia, así como un documento que muestra a las claras la indefensión del cuerpo femenino en situación de catástrofe, una catástrofe no natural, sino planificada y ejecutada por la mano de los represores y genocidas de la dictadura militar llamada eufemísticamente Proceso de Reconstrucción Nacional.

La imagen de tapa del libro corresponde a una pintura de Diana Dowek, artista argentina quien donó la obra, que se titula “Atrapado con salida”; se trata de una pintura acrílica sobre papel, del  año 1977 -perteneciente a la colección particular de Graciela Peirú-  y que forma parte de la serie del mismo nombre desarrollada por la artista plástica en calidad de resistencia a la dictadura, habiendo sido expuesta en numerosos salones de la Argentina y del exterior.

Bernardo Schiavetta



Compartir en: